El informe social: tu gran aliado en la separación contenciosa

Tu gran aliado en la separación: el informe social

Descubre cómo le ayuda el informe social a tu abogado para demostrar tu realidad familiar

 

El reto de este post es que conozcas uno de los recursos que tienes a tu alcance si tú y tu expareja no conseguís llegar a un acuerdo para organizar la forma de cuidar y criar a vuestros hijos tras la separación.

Porque, si no lográis el consenso mediante un buen convenio regulador, tendréis que recurrir a un juez para que tome las decisiones por vosotros, y este proceso judicial se llama divorcio contencioso.

Para tomar una decisión justa y acertada y evitar problemas en el futuro conviene que el magistrado conozca cómo es el contexto familiar, es decir, el lugar donde se desarrolla vuestra vida cotidiana. Esta es la manera de acreditar los problemas que tenéis como pareja, vuestra situación personal y laboral, los apoyos para conciliar la vida familiar, el nivel de ingresos, el estado de salud, la persona que se ha ocupado de los niños desde que nacieron…

Dar cuenta de todo esto se consigue a través de un dictamen pericial. También puede hacerse por medio de un informe social pericial si un trabajador social desarrolla su actividad en despachos de abogados y te acompaña durante el proceso judicial con el objetivo de hacer frente a la situación y minimizar el impacto del proceso judicial contencioso.

Piensa que, cuando se vive un proceso contencioso, este desencadena una lucha de poder entre la pareja, lo que aumenta el conflicto y produce disputas que, a su vez, provocan reacciones emocionales que a menudo impiden pensar con claridad y tomar buenas decisiones. Para evitar esto y hacer bien su trabajo, el trabajador social debe conocer en profundidad tu realidad familiar y las cuestiones de fondo del conflicto, lo que implica que va a identificar incluso mejor que un letrado los problemas que tengas. En consecuencia, esta ayuda será inestimable para tu abogado a la hora de defender tus necesidades e intereses.

 

El informe social es un medio de prueba en la estrategia jurídica de tu abogado  

Un informe social ayuda a tu abogado a lo siguiente:

  • Confeccionar tu demanda de divorcio.
  • Responder a la demanda si el abogado de tu ex ha sido más rápido y la ha interpuesto antes que tú.
  • Exponer y demostrar ante el juez una situación relevante que esté ocurriendo en el contexto familiar.
  • Justificar una modificación de medidas judiciales.
  • Informar al juez sobre la evolución de una situación en crisis familiar.
  • Dar a conocer una situación de riesgo en menores o personas mayores.
  • Comunicar al juez la existencia de violencia intrafamiliar o de violencia de género contra la mujer.

 

El dictamen pericial da credibilidad y fundamento a las palabras de tu abogado

Tu abogado necesita probar todo aquello que diga para que el juez lo crea, puesto que, al ser un profesional que tú has contratado, lo que defienda puede ser cierto o no.

Puede que esto te sorprenda, pero lo que afirma tu abogado en el escrito de demanda o de contestación para un juez no es un medio de prueba, sino la versión de una supuesta situación desconocida para él. Además, ten en cuenta que el abogado de tu ex va a presentar otra versión sobre la misma situación, y es muy posible que esas dos versiones sean bien distintas.

Ponte en situación: si tú fueses el juez, ¿a quién creerías? ¿Cuál de las dos versiones te parecería que refleja la realidad?

Estoy segura de que desconfiarías de las palabras de ambos abogados, por eso necesitarías la ayuda de profesionales neutrales que te apoyaran y dieran una resolución que respetase los derechos de ambos progenitores y protegiera el interés de los hijos. 

En resumen, el juez necesita conocer el contexto y las circunstancias familiares de la pareja en disputa para resolver el juicio.

 

El dictamen o el informe pericial social refleja tu realidad familiar y ayuda al juez a tomar una decisión acertada

Llegados a este punto, quizás te ha surgido esta pregunta: «¿Es lo mismo un dictamen pericial que un informe social pericial?».

La respuesta es que no. Ambos informan de una realidad y son medios de prueba, pero existen grandes diferencias en función de la finalidad y la forma de intervención.

¿Qué recoge un informe social pericial?

Como te decía antes, el informe social pericial o dictamen pericial recoge datos importantes de vuestra situación personal, familiar, económica y laboral, así como el estado de salud y todo lo referente a vuestros hijos.

Pero recuerda que tu abogado ha de poner en contexto al juez y al fiscal (la figura jurídica que vela por el bienestar de los niños y personas indefensas) de las circunstancias que anteceden a la demanda para poder llegar a una sentencia justa para ti, tu expareja y vuestros hijos, puesto que desconocer el contexto de la situación llevará a conclusiones erróneas y sentencias no ajustadas a la realidad. Esto provocaría que salieras del juzgado sintiéndote impotente, frustrada y muy decepcionada. Y lo peor de todo: teniendo la sensación de que no se ha hecho justicia.

No existe un modelo único de informe, pues depende de su finalidad, pero, para que te hagas una idea de cómo puede ser, te muestro algunos aspectos que yo como trabajadora social necesito conocer en el proceso de investigación:

  • Historia familiar del individuo, antecedentes maternos y paternos, relaciones e interacción del grupo familiar con sus respectivas familias de origen.
  • Interacciones de la unidad familiar con la que se interviene en su entorno próximo relacional.
  • Estilo educativo y de crianza que se da a los hijos.
  • Aspectos económicos de los dos padres, laborales, relacionados con su salud y la vivienda, así como los apoyos que tienen ambos para organizar su vida posruptura con los hijos.

 

Es decir, lo que necesito averiguar es cómo se relacionan los padres que se están divorciando en otros contextos de su vida cotidiana: trabajo, tiempo de ocio, amistades, centro educativo de sus hijos, etc.

Si te fijas, tengo que recoger todo aquello que le resulte útil a tu abogado y que deba conocer el juez, y esto se podría agrupar en las 4 categorías que te explico a continuación.

CORRESPONSABILIDAD Y PREDISPOSICIÓN PARA EL DIÁLOGO CONSTRUCTIVO
  • Conocer la capacidad de ambos progenitores para mantener un acuerdo de cooperación que les permita ser responsables en la función educadora de sus hijos menores.
  • Observar si existe un compromiso con las necesidades de los hijos y es posible separar el plano de la relación conyugal del de la parental.
  • Estudiar la comunicación que mantienen los padres tras el cese en la convivencia (vía e-mail, WhatsApp…) y buscar si existen descalificaciones por parte de alguno de ellos (o de los dos) que perjudiquen la imagen del otro progenitor ante los hijos.
  • Analizar si existe obstaculización por parte del padre o la madre a la relación entre madre-hijos o padre-hijos, respectivamente.
MODELO EDUCATIVO COMÚN
  • Examinar pautas educativas similares en cuanto a la educación y cuidado de los menores: decisiones importantes respecto al colegio, la salud y los modelos educativos.
  • Investigar la organización de la vida cotidiana familiar antes y después de la ruptura conforme a horarios y costumbres de la familia.
VALORACIÓN DEL CONFLICTO (en función del grado de comunicación y la percepción del otro progenitor)
  • Conocer el conflicto existente entre los padres, así como las causas y las personas que provocan que dicho conflicto sea imposible de resolver.
  • Valorar la relación de la pareja, pese a las diferencias que existan entre ellos: correcta, educada, adulta; conflictiva, pésima; con una capacidad positiva o nula para superar desencuentros… También he de analizar cuál es la imagen que transmite el padre y la madre a los hijos del otro progenitor.
IMPLICACIÓN EN LA CRIANZA Y EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
  • Evaluar la dedicación e implicación de cada progenitor antes de la ruptura y después si ya se ha producido la separación o el divorcio. También es importante conocer si los hijos se quedan en manos de terceros, y si es así el tiempo y el motivo.
  • Observar la atención y el cuidado de los hijos en función del tiempo y del interés que ambos padres les dedican cotidianamente: levantarlos, preparar sus comidas, atender su aseo personal, acompañarlos al colegio, ayudarlos con las tareas escolares, participar en actividades lúdicas, formativas, extraescolares, etc.
  • Averiguar si ambos progenitores conocen las necesidades de sus hijos y saben cómo actuar en situaciones de emergencia.

 

Otros aspectos que es importante que un juez conozca son los siguientes:

  • Los lazos afectivos de los hijos con cada uno de los padres.
  • La relación de los hijos con la familia extensa de ambos padres.
  • El nivel de arraigo social, familiar y escolar de los hijos.
  • Los medios materiales con los que cuenta cada progenitor para procurar a los niños una vida lo más similar posible a la que tenían durante la convivencia en común.
  • La actividad laboral y la disponibilidad de los padres para compatibilizar vida profesional y familiar.
  • Los apoyos familiares con los que cuenta cada progenitor.
  • La existencia de nuevas relaciones y si estas perjudican o no la identidad familiar de los hijos.
  • La edad de los hijos para que la decisión sirva tanto en el presente como en el futuro.
  • La voluntad de los hijos si tienen más de doce años: sus necesidades, deseos, problemas…, así como su evolución escolar, familiar y social.
  • Las necesidades de los hijos menores con respecto a los deseos y motivaciones de los padres.
  • El estilo de vida de cada progenitor para determinar si es viable un estilo convivencial compartido posruptura.

 

¿Quién realiza el informe social pericial?

El encargado de realizar un informe de este tipo es un trabajador social. Para ello, hace una investigación social profunda de la situación de los dos miembros de la pareja en proceso de separación y de los hijos, y con ello consigue la información necesaria para obtener una mejor solución del problema.

El técnico responsable de realizar este informe debe ser, ante todo, objetivo y concreto. Por ello, se atiene a los hechos reales y a las circunstancias probadas, sin recibir influencias externas de terceros.

Para dar imparcialidad al informe y que este sea aceptado por el juez como un recurso de apoyo es importante lo siguiente:

  • Solicitar al juez permiso para realizarlo exponiendo la conveniencia de la solicitud. Esto lo hace el abogado a través de un escrito dirigido al juzgado.
  • Comunicar al otro progenitor de forma certificada la voluntariedad de participar en el proceso de investigación.

 

Puede que tú ahora, como madre, te estés preguntando: «Y si mi ex no quiere participar, ¿qué sucede?».

Si esto ocurre, estará desobedeciendo una decisión judicial, ya que el juez, cuando responde al abogado que hace la petición, traslada su decisión al abogado de tu ex. Sin embargo, si tu ex y su abogado rechazan dicha petición, el informe se hace todas formas, y ten por seguro que no colaborar le perjudicará.

Dicho esto, el informe lo puedes presentar sin contar con tu expareja. La Constitución española en su artículo 24.2. expresa que «todas las personas tienen derecho a presentar los medios de prueba pertinentes para su defensa». Por su parte, la Ley de Enjuiciamiento Civil en el artículo 336 también se pronuncia sobre esta cuestión, refiriendo «aportación con la demanda o contestación elaborados por peritos designados por las partes».

Siendo sincera contigo, te diré que hay muy pocas posibilidades de que un informe sea aceptado por el juez, el fiscal y el abogado de tu ex si solo lo presenta una de las partes, es decir, si solo lo presentas tú, ya que puede considerarse parcial. 

Por ello, para evitar que el informe sea rechazado y tú pierdas el dinero invertido en él, además de por una cuestión de principios éticos (pues considero que para llegar a la verdad de una historia es preciso conocer todos los puntos de vista de las personas implicadas), yo desde hace años no realizo informes sociales parciales (es decir, en los que una de las partes no participa) en procesos de familia.

Siempre te sugeriré actuar de forma correcta, y esto implica tener en cuenta al padre de los niños, aunque hay excepciones en las que solicitar dicha petición judicial para que tu expareja participe no es necesario, ya que puede suponer poner en riesgo a las personas. Estoy hablando de las siguientes situaciones:

  • Existencia de riesgo en la vida de tus hijos, bien por presunto maltrato, bien por abusos sexuales.
  • Negligencia parental grave.
  • Abusos sexuales a personas con discapacidad cognitiva o física.
  • Violencia de género.

¿Cómo se construye el informe social pericial?

El informe se construye mediante un trabajo de campo en el contexto donde la familia desarrolla su vida cotidiana. Esto asegura que se tenga una visión holística de las circunstancias personales como padres y familia. Pero no solo eso, sino que dicho trabajo de investigación se complementa con lo siguiente:

  • Entrevistas abiertas, semiestructuradas de manera individual, conjunta o en grupo.
  • Visitas a domicilio, pues una casa dice mucho de cómo se relacionan las personas que viven en ella.
  • Entrevistas a otras personas del entorno social con las cuales se relacionan los progenitores para corroborar la información que estos dan.
  • Escalas de valoración social.
  • Test específicos para comprobar lo verbalizado en las entrevistas y tener certeza del diagnóstico social.
  • Utilización de documentación acreditada por los servicios sociales especializados según la temática de estudio.

La metodología siempre se adapta a la realidad social y familiar que hay que conocer.

 

El informe social es una fotografía completa de tu realidad familiar y le pone voz a tu proceso judicial.

Para entender de forma sencilla el gran aliado que es un informe social a la hora de defender tus intereses si vas a un juicio contencioso y la gran ayuda que supone para tu abogado, fíjate en la siguiente viñeta y entenderás mejor lo que quiero decir.

 

Si observas a la persona que mira tras la pantalla, verás que su interpretación se basará en lo que ve a través de la cámara, pues no tiene el plano completo, así que coincidirás conmigo en que identifica al agresor erróneo, ¿cierto?

Lo que sucede en esta viñeta también se ve en los juzgados de familia, porque ambos abogados, ya sea en sus escritos de demanda o contestación a demanda, ofrecen solo una parte de la fotografía familiar al juez. Por tanto, viendo estas partes, el juez se preguntará: «¿A quién creo? ¿Cuál de las dos fotografías es real? ¿Esta me parece descabellada? ¿Y si no acierto?».

Sin un informe social, se corre el peligro de que el juez o fiscal haga una especie de zum sobre la situación y no vea la realidad al completo. En cambio, con el informe pericial social «se abre el plano de la cámara» y así el juez puede ver la realidad tal y como es. Sin manipulaciones, sin medias verdades o datos ocultos que puedan distorsionar los hechos.

¿En qué otros procedimientos judiciales civiles es de vital importancia el informe social pericial?

Aunque el informe social pericial se utiliza sobre todo en procesos de separación y divorcio, también es importante en los casos siguientes:

  • Procesos de valoración de dependencia.
  • Trámites de adopción o tutela de menores.
  • Casos de accidente laboral o de tráfico.
  • Denuncias por violencia de género y malos tratos.
  • Procesos de reconocimiento de discapacidad.
  • Violaciones o abusos sexuales.
  • Situaciones de acoso laboral.
  • Casos de deuda hipotecaria.

En todos ellos, el estudio de las circunstancias sociales, familiares o económicas de una persona es fundamental para humanizar la situación.

Beneficios jurídicos del informe social pericial en procesos de familia

Los beneficios jurídicos del informe social pericial son múltiples. Entre ellos puedo destacar los siguientes:

  • Dar apoyo y consistencia a la demanda presentada por tu abogado para dar credibilidad y convencer al juez de su veracidad.
  • Asesorar y ayudar al juez a comprender tu situación familiar para que así la tenga en cuenta a la hora de tomar una decisión, sobre todo para proteger a tus hijos, aunque también a ti.
  • Ofrecerte tranquilidad, pues tendrás la certeza de que la realidad que vives y que para ti es importante demostrar consta en el expediente judicial y el juez la va a considerar.
  • Facilitar la toma de decisiones en el proceso judicial por parte del juez y fiscal.

 

Por todo ello, el hecho de que tu abogado adjunte un informe social pericial en la demanda, contestación de demanda o junto a escritos para informar al juez de una situación que estás viviendo y que es importante que conozca es un elemento de apoyo, pues solo si se conoce bien la situación se podrán tomar las decisiones y medidas oportunas para proteger a tus hijos, o a ti en caso necesario.

Ten muy presente que realizar el estudio social pone en contexto y encaja piezas que, si no, parecerán inconexas o sin relación con el proceso. Además, el informe social es una herramienta importante de credibilidad para que tu abogado gane la sentencia, y la mejor manera de trabajar para que el bienestar de todos los miembros de la familia implicados en el proceso se vea garantizado.

Por desgracia, a veces la verdad no siempre ve la luz, y en el juzgado gana el abogado que más argumentos persuasivos presente al juez.

 

 ¿Te han quedado dudas sobre el informe pericial social? ¿Tienes claro cómo te puede ayudar? ¿Has entendido que, si no consigues un llegar a un acuerdo con tu expareja en la demanda de divorcio, el informe pericial social puede ser tu gran aliado y casi una necesidad para que tu realidad sea tenida en cuenta?

Si aún tienes dudas relacionadas con este aspecto, déjame aquí tu pregunta y te responderé encantada.

 

Compártelo en tus redes sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

¿Te sientes perdida y no sabes por dónde empezar ni qué pasos dar tras la decisión de la ruptura?