¿Cómo lograr un buen convenio regulador para evitar problemas tras tu divorcio?

acuerdo parental divorcio

¿Sabes cómo preparar un buen convenio regulador para tu divorcio legal?

¿Te atreves con el reto?

Te propongo que tú misma diseñes tu vida y la de tus hijos tras el divorcio para:

 evitar conflictos,

 proteger a tus hijos,

 ahorrarte dinero y visitas al juzgado (tanto tú como tus hijos).

 

¿Sabes qué es un convenio regulador o un plan parental?

Me imagino que, si es la primera vez que te enfrentas a un divorcio y no tienes ni idea de por dónde empezar, menos aún sabrás lo que es un plan parental o un convenio regulador. Es lógico, el 90 % de las madres que consultan a un abogado para poner fin a su relación de pareja desconocen estos términos, por eso he decidido hablarte del tema y que así sepas lo que va a ocurrir estos meses mientras se tramita tu divorcio legal.

Conocerlo es muy importante para tu futuro y el de tus hijos. Además, te permitirá organizar mejor tu nueva vida, porque nadie conoce las necesidades de tu familia como tú, aunque esto no quita que sea esencial recibir buenos consejos legales para saber a qué tienes derecho por ley. No dejes que nadie decida por ti.

El convenio regulador es un documento jurídico que acompaña a la demanda de divorcio. Y ya me imagino lo que estás pensando ahora…

«María Dolores, ¿qué es una demanda de divorcio?».

No te agobies, es normal desconocer estos términos. La demanda de divorcio es un escrito formal jurídico que se presenta en el juzgado para iniciar tu proceso de disolución matrimonial (en otro post explicaré algunos términos jurídicos que también has de conocer). Esta demanda estará firmada por tu procurador y por tu abogado.

 

El contenido del convenio recoge las decisiones que tú y tu pareja acordéis de mutuo acuerdo. En él se regulan las cuestiones mínimas sobre la organización familiar tras la ruptura que refiere el artículo 90 del Código Civil:

 Cuidado de tus hijos menores o mayores con discapacidad.

 Distribuir la convivencia cotidiana con los niños a partir de la ruptura de pareja.

 Determinar la frecuencia con la que podrás hablar con tus hijos si están con su padre.

 Decidir cómo vais a distribuir el disfrute de las vacaciones de Semana Santa, verano, navidades y festividades señaladas: el Día del Padre, de la Madre, vuestros cumpleaños y los de los niños.

 Acordar el equilibrio económico y el importe para que tus peques sigan teniendo una vida lo más parecida a la que tenían hasta la ruptura.

 Decidir con tu pareja quién hace uso de la vivienda que compartíais como familia.

 Realizar la liquidación patrimonial, es decir, repartir lo comprado juntos.

 

Todos los acuerdos a los que lleguéis tienen que beneficiar tanto a los niños como a los padres para que el juez apruebe la propuesta que presente tu abogado en el juzgado.

 

El convenio regulador y el plan parental: dos caras de la misma moneda

El plan parental es también un documento escrito que se adjunta a tu convenio regulador y es obligatorio si vives en Cataluña desde el 2011. En él se detallan cuestiones referentes al cuidado de los hijos y el compromiso que tenéis como padres.

Gracias a él podrás anticipar situaciones previsibles y tener pautas de actuación, lo que evitará enfrentamientos futuros con tu expareja.

La diferencia con el convenio regulador radica en que en el plan parental se prevén situaciones de futuro de la vida cotidiana de tus hijos y es más completo que el convenio, ya que este solo recoge lo expresado en el artículo 90 del Código Civil.

 

Estarás de acuerdo conmigo en que es preferible dejar todo bien atado y evitar discusiones por cuestiones nimias en un futuro que en el presente podrían quedar resultas. Es mejor prevenir que lamentar, ¿verdad?

 

Hacer un plan parental es cómo confeccionar un traje a medida

por qué tu plan parental de tu convenio legal ha de ser a medida

Cuando quieres una prenda a medida, no vas a la modista y le haces el encargo sin darle los detalles de lo que quieres que haga, ¿verdad?

No lo haces porque ella no conoce tu estilo, los colores que te gustan ni la situación en la que quieres vestirla. Probablemente, pensarás bien cómo será esa prenda, se lo explicarás al detalle y así te asegurarás de que el resultado sea fantástico y tú te sientas la reina del evento cuando te la pongas.

Preparar un plan parental es muy similar a encargar una prenda a medida, porque cada familia es única y tiene circunstancias y necesidades distintas. Así que lo que vale para ti igual no encaja en otro hogar.

Esto significa que tu plan parental va a ser realista, ajustado a tus circunstancias personales y a las necesidades de tus hijos. De esta forma, te evitará malentendidos.

 

Aquí debajo te dejo una lista de aspectos convenientes que debe incluir:

(Antes de comenzar quiero que tengas en cuenta que tu vida va a cambiar, así que te sugiero que dejes a un lado las concesiones altruistas llenas de buenas intenciones, porque después se transforman en una fuente de conflictos. No me gustaría nada que después de un tiempo te eches las manos a la cabeza diciendo: «Y si…», «¿Por qué no hice…?», «Él me dijo que…, pero…»).

 Empadronamiento de tus hijos, independientemente del régimen convivencial que decidáis.

 Cómo vais a distribuir las tareas cotidianas.

 Quién va a cuidar de los niños cuando estén enfermos y ambos tengáis que trabajar.

 El régimen de estancias de los peques con cada uno de vosotros, tanto durante el curso escolar como en los periodos de vacaciones y fechas señaladas para ti y tus hijos.

 El tipo de educación, centro escolar y las actividades extraescolares, formativas o de ocio (si procede), así como la forma en que se elegirán y se pagarán.

 Cómo vais a tomar las decisiones que conciernen a los niños.

  Reparto de bienes patrimoniales, es decir, de todo lo comprado juntos durante vuestra relación.

 Cuáles serán los gastos extraordinarios y cómo asumir su coste.

 Forma de solucionar futuras diferencias (te sugiero poner un mediador y evitar pisar un juzgado para ahorraros dinero y el coste emocional que supone).

 

A continuación, quiero adelantarte 11 situaciones que siempre producen conflictos, por lo que te sugiero que las tengas bien en cuenta:

1. Tipo de formación: laica o religiosa.

2. Primera comunión, catequesis (también cuestiones relacionadas, por ejemplo el pago, el traje, la celebración, la elección de iglesia, los invitados…).

3. Actividades extraescolares (incluye este tema en el acuerdo, aunque falte tiempo para que lleguen).

4. Universidad (pública o privada, reparto de coste).

5. Viajes escolares (pago y autorización) en el país o en el extranjero.

6. Fotocopia del libro de familia, cartillas sanitarias, DNI (el original debe ir siempre con los niños, pero sé precavida y deja constancia de copias de todos los documentos).

7. Organización en el caso de situaciones debidas a una enfermedad grave u operaciones de los niños.

8. Normas y límites de uso de la tecnología en ambos hogares (que sean lo más parecidas posibles para que el crío no se vuelva loco).

 9. Número de regalos en navidades, fiestas de cumpleaños y otras celebraciones.

 10. Publicación de fotos en redes sociales y límites.

11. Rol que desempeñaría una nueva pareja en la vida de vuestros peques, sobre todo si son menores de 12 años.

Por último, si tienes un préstamo en el que aparezcas, por favor, cancélalo antes de firmar el convenio porque te puedes arrepentir de no hacerlo.

El secreto para empezar con buen pie tras la ruptura es preparar un acuerdo bien atado, porque será lo que proteja a tus hijos y los mantenga al margen de tu relación con su padre, además de que evita conflictos.

 

Si no sabes hacerlo sola y quieres que te ayude, haz clic aquí y hablamos.

 

P. D.: ¿Tienes alguna duda que no haya tratado hasta ahora y que para ti es importante? Escríbeme y pregúntame lo que necesites. Tus dudas son importantes para mí, porque me ayudan a poder darte soluciones.

 

Compártelo en tus redes sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Descubre cómo empezar tu nueva vida tras la separación de tu pareja con mi método SEPARACCIÓN EXPRESS consigue gratis mi guía básica.