¿Por qué preparar la ruptura de pareja es clave para lograr la adaptación de tus hijos y vivir tranquila tras la separación?

La clave de un buen divorcio con hijos es preparar la ruptura de pareja

Separarse es algo cada vez más frecuente en los tiempos que corren: según datos del Instituto Nacional de Estadística, en colaboración con el Consejo General del Poder Judicial, solo en 2019 en España se registraron 95­ 320 divorcios, separaciones y nulidades. Esto supone una tasa de 2 separaciones o divorcios al año por cada 1000 habitantes. A ninguna nos gustaría pasar por ello, pero lo cierto es que sucede más de lo que nos imaginamos. Cuando esto ocurre y la convivencia en pareja finaliza, vivir tranquila sabiendo que tus hijos están bien ya es posible. 

La clave reside en preparar el cambio que supondrá para ti en los ámbitos personal y familiar la ruptura con tu pareja siendo madre. Y de esto te quiero hablar hoy, puesto que nadie nos avisa de que es primordial preparar uno de los cambios vitales más importantes que sufrimos las madres si nos toca vivir una ruptura de pareja. 

Preparar la separación reduce los problemas con tu expareja y establece un marco de diálogo que permite lograr acuerdos. Además, gracias a ellos tus hijos podrán seguir disfrutando de la compañía de sus padres y teniendo un sistema familiar de referencia que los proteja, tal como sucedía cuando todos vivíais bajo el mismo techo. 

La ruptura de pareja es un proceso personal, emocional, social y familiar que te afecta a ti, a tus hijos, a tu expareja y también a todo vuestro sistema familiar de origen (abuelos, hermanos, sobrinos o personas cercanas). También es un proceso de incertidumbre, de miedos y de posibles pérdidas: de poder adquisitivo, estatus social, vivienda, ocio, relación tradicional, rutinas cotidianas… Sin embargo, piensa que la ruptura de pareja no es el final de nada, sino el comienzo de una nueva etapa de tu vida como mujer soltera con un sinfín de posibilidades a tu alcance. 

Aunque la separación pueda acarrear cambiar de casa o incluso de barrio y esto te provoque estrés y dolor, no pierdas de vista que se abre todo un mundo nuevo ante ti. En ese momento, tu objetivo será retomar el control de tu vida, y puedes conseguirlo. Para ello, contar con una persona que te guíe es una buena manera de afrontar ese proceso, pues te garantiza tranquilidad, contención y apoyo emocional, elementos clave para vivir la situación de forma positiva (puedes descubrir qué es el acompañamiento familiar en el divorcio y por qué es importante haciendo clic en el enlace).

 

¿Por qué preparar la ruptura de pareja?

Si estás leyendo esto es porque te encuentras valorando la posibilidad de separarte o ya estás inmersa en el proceso. Sé por experiencia que este es un momento muy duro, pero, como te decía anteriormente, la separación no es un problema, sino una solución. Es la solución a la infelicidad que te genera la vida en pareja.

Sin embargo, no debemos olvidar que la separación puede provocar problemas a terceras personas, sobre todo a tus hijos. Por eso es esencial que prepares bien la ruptura con tu pareja.

Culturalmente, existen muchas creencias negativas asociadas a la separación y el divorcio, las cuales fomentan que un miembro de la pareja sea el bueno y el otro el malo: parece que siempre hay un héroe y un villano, un perdedor y un ganador. ¿En cuántas parejas separadas lo has visto? Estas ideas tan negativas existen porque a menudo se desconoce cómo hacer frente a la situación de cambio familiar. Y quizás no lo sabías, pero en el juzgado no se resuelve el divorcio o la separación, allí solo se hace oficial tu nuevo estado civil. 

La separación es un proceso en el que tú, tu expareja, tus hijos y el resto de tu entorno familiar tendréis que adaptaros a una nueva forma de interacción sin ser ya pareja relacional, sino únicamente el equipo parental y familiar de tus hijos. 

Quizá estés pensando: «Pero ¿cómo lo voy a lograr? Si quiero terminar mi relación es para no verle más». En este caso, debo decirte que eso no va a ser posible, ya que una ruptura de pareja con hijos solo es parcial, puesto que el divorcio legal y la separación física te separan de tu pareja como hombre, pero no como padre de tus hijos. Cuanto antes asumas esto, más fácil será para ti y para tus hijos la adaptación familiar. 

 

¿Cuándo comenzar a preparar la ruptura de pareja si tienes hijos?

Preparar bien una ruptura es un proceso que comienza en cuanto tienes la certeza de que la relación está muriendo o cuando has tomado la decisión de poner fin a la convivencia con tu pareja. Ese momento es crucial, ya que las reacciones emocionales van a estallar con más intensidad por los sentimientos encontrados que vas a experimentar. 

Ahora bien, ¿has de empezar a preparar la ruptura antes de visitar a un abogado?

Sin dudar te diré que sí, ya que durante el proceso de ruptura legal es cuando el conflicto interpersonal sube de intensidad. Si desconoces cómo gestionar la montaña rusa emocional que surge en la negociación del convenio regulador o de los bienes adquiridos durante la etapa de convivencia en común, tomar decisiones aceptadas pensando en el futuro te va a resultar imposible. 

La verdad es que, una vez tomada la decisión de romper la relación, te enfrentas a 4 desafíos interrelacionados y que ocurren a la vez:

1. Prepararte para el proceso legal, para que puedas construir un convenio regulador o plan parental de mutuo acuerdo y así evites un proceso judicial contencioso que fomente y abra la puerta al conflicto con tu expareja y aleje a tus hijos de la posibilidad de seguir teniendo una familia unida.

2. Recuperar las riendas de tu vida y rehacerte como persona y mujer, para sentir la libertad que tanto mereces y deseas.

Sé que tus expectativas en cuanto a la relación sentimental no se han cumplido, pero has de tener en cuenta que tú también eres parcialmente responsable de ello, aunque todavía te resulte complicado verlo. No debes olvidar nunca que tu felicidad depende únicamente de ti. 

3. Preparar y acompañar a tus hijos durante la ruptura y el cambio del modelo familiar que han conocido hasta el momento, para que puedan crecer felices teniendo a toda su familia a su lado: papá, mamá, los abuelos, los tíos, todos los primos, etc.

Aquí la clave eres tú, porque, cuando tú te sientas bien, estarás lista para acompañar a tus hijos en esta nueva etapa, que al comienzo también les causará incertidumbre y desconcierto. 

4. Reconstruir la relación con tu expareja para continuar estando unidos como padres, compartir y disfrutar del día a día de tus hijos y seguir adelante sin remordimientos ni efectos negativos. 

Como puedes ver, son muchos los retos a los que tendrás que hacer frente, por eso es indispensable comenzar a preparar la separación con tiempo y tranquilidad. 

La ruptura de pareja es un proceso en el que debes mostrar decisión con respecto al paso que vas a dar. Prepararla con calma te permitirá eliminar el estrés y sentir seguridad y control sobre tu vida. Es como cuando antes de hacer un viaje tienes una lista de lo que te vas a llevar y comienzas a hacer la maleta con antelación: si lo haces así, la preparación será un momento placentero y estarás segura de que no te olvidas nada; en caso contrario, si preparas el equipaje en el último momento, seguramente será un desastre, te olvidarás la mitad de las cosas y el viaje estará repleto de sorpresas desagradables debido a olvidos desafortunados (de hecho, tu cabeza estará constantemente recordando qué te has dejado). 

Una mala preparación puede convertir tu viaje de placer en un auténtico martirio, ¿estás de acuerdo conmigo? Por eso, como un divorcio o separación es el comienzo de un viaje hacia una nueva vida llena de posibilidades y de vivencias bonitas para disfrutar, hay que ser previsoras.

 

Los beneficios de preparar bien un divorcio

 

Preparar bien un divorcio te aporta grandes beneficios a ti, a tu expareja y, por supuesto, a tus hijos o los familiares directos que estén implicados en vuestro día a día. A continuación te indico cuáles son los 5 beneficios directos de preparar bien tu divorcio: 

1. Evita costes económicos gracias a la tramitación del divorcio legal con un solo abogado y procurador. 

2. Reduce los tiempos del proceso. Tener las cosas claras y poder hablarlas con tranquilidad permite que el proceso no se alargue más de lo necesario. 

3. Facilita acuerdos consensuados. Una buena preparación consigue que los acuerdos se puedan cumplir una vez que tengas la sentencia en la mano, y esos acuerdos serán más realistas y estarán adaptados a tus circunstancias personales y las necesidades de tus hijos. 

4. Ahorra trámites judiciales posteriores. Tener un buen acuerdo parental de ruptura o un convenio regulador te ahorrará modificaciones judiciales después y que tengas que pasarte la vida en el juzgado o peleando constantemente con tu ex. 

5. Permite pasar página cuanto antes. Podrás dormir tranquila con la seguridad de que has hecho lo mejor para ti y tu familia, sobre todo para tus hijos.  

 

¿Qué puede ocurrir si no te preparas para la ruptura de pareja?

 

Si la separación es conflictiva, los niños de padres divorciados pueden sufrir dificultades emocionales, tales como ansiedad, depresión o problemas de conducta. También podría acarrear una bajada del rendimiento académico que derive en fracaso escolar y otras dificultades sociales, como así lo reflejan algunos estudios (puedes consultar el de Amato de 1994). 

Para evitar esto, debes estar prevenida ante posibles errores que se suelen cometer durante el divorcio para evitar caer en ellos. He aquí los 8 errores más comunes en la ruptura de pareja: 

Error 1: Hablar del divorcio con otras personas. Evítalo en la medida de lo posible. 

Error 2: Ocultarle información a tu abogado. Por escabroso que te parezca o difícil que te resulte contarlo, tu abogado debe disponer de toda la información que puedas darle. 

Error 3: Manipular a tus hijos. Si los quieres, no permitirás que nadie les haga daño, y mucho menos tú. 

Error 4: Poner tus intereses por delante de los de tus hijos. Ellos son lo primero y quienes menos deben sufrir con esta situación. 

Error 5: Denunciar falsamente por violencia de género a tu expareja, ya que esto, a la larga, te va a perjudicar a ti y a tus hijos, y además es un delito. 

Error 6: Perder los nervios. Estar tranquila te ayudará a no cometer errores y a tomar las mejores decisiones de futuro.

Error 7: Contar con un abogado implicado en la situación. Contratar como abogado a un familiar o amigo directo le convierte en parte implicada y eso no te beneficiará en absoluto, ya que no será objetivo.

Error 8: Esconderte detrás de tu abogado. Él no es tu portavoz, así que no debe hablar por ti. Es la persona que te asesora, te guía y te ayuda; colabora contigo, pero no te sustituye. 

 

Evitar un sufrimiento innecesario: tu prioridad en el proceso de separación

 

La pareja se acaba, pero sigues siendo madre y tus hijos merecen la felicidad que tú posiblemente tuviste de niña. ¿Recuerdas tu infancia? ¿Te acuerdas de cómo buscabas el apoyo de tus padres en los buenos y los malos momentos? Tus hijos quieren lo mismo que tú cuando eras niña. Y que no te quepa la menor duda de que para ellos lo importante no es que sus padres vivan juntos bajo el mismo techo, sino que estén unidos y a su lado en los momentos en que lo necesiten. Únicamente cuando los niños crecen sin la presencia de sus padres, la separación o divorcio deja una huella imborrable que les afectará en su vida adulta. Pero recuerda que, a pesar de que ya no viváis juntos, es posible reconstruir la relación con tu expareja para que sigáis estando unidos como padres.

Hoy te toca a ti, pero yo también pasé por el mismo proceso que estás viviendo. Me sentí perdida y no tenía ni idea de cómo enfrentarme a una situación que me aterraba, me quitaba el sueño, me consumía en la tristeza y me hacía desconfiar de todo y de todos. Pero lo más duro fue darme cuenta de que estaba sola: todo el mundo me decía lo que debía de hacer, pero nadie me enseñaba cómo. 

Por eso sé las dudas que te rondan por la cabeza. Y lo más importante: puedo resolverlas y guiarte en este proceso de ruptura, porque no solo lo viví, sino que logré tener esa vida que realmente quería. Hoy soy una madre feliz con una vida elegida. 

Cuéntame en comentarios: ¿cuál está siendo el mayor reto para ti durante el proceso de separación o divorcio? Me encantará conocer tu experiencia y aportarte mi visión si eso puede ayudarte a superar tus dificultades.

Compártelo en tus redes sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Descubre cómo empezar tu nueva vida tras la separación de tu pareja con mi método SEPARACCIÓN EXPRESS consigue gratis mi guía básica.