¿ES POSIBLE SALIR DE UNA CRISIS DE PAREJA?

¿ES POSIBLE SALIR DE UNA CRISIS DE PAREJA?

Hablando de: crisis relacional

¿SI ESTOY VIVIENDO UNA SITUACIÓN DE CRISIS DESDE LARGO TIEMPO, ESTOY A TIEMPO DE SALVAR MI RELACIÓN DE PAREJA?

www.contigoeducapadi.com

LA REALIDAD DE LAS CRISIS DE PAREJA 

 

Si esta viviendo una situación de pareja en la que se siente abatido, intranquilo con sensación de que su relación no está en su mejor momento con continuos altibajos, incomunicación, reproches, incomprensión,soledad, etc. desde largo tiempo, es hora de reflexionar e intentar averiguar si quiere salvarla. En estos momentos es posible que no sepa cuales son sus sentimientos ni que camino tomar y que se plantee una y otra vez ¿Como he llegado hasta aquí? ¿Qué nos ha sucedido? Es el padre/madre de mis hijos pero no soporto más está situación. En otras ocasiones también pensamos y nos preguntamos ¿Qué podría hacer para salir de esta situación? ¿Estoy a tiempo de salvar mi relación?.

 

La crisis no surge de un día para otro, sino que se va gestando tras pequeños problemas sin resolver. Aplazamos conversaciones e incluso las dejamos pasar a ver si por arte de magia desaparecen e incluso si después de meses le planteamos a nuestra pareja que necesitamos hablar de lo sucedido nos dice “aún sigues con eso, otra vez el mismo tema, ahora me sacas algo que sucedió hace tanto tiempo, ¿eso no estaba olvidado?” en otras ocasiones nos prometemos acciones que nunca realizamos porque volvemos a nuestra vida rutinaria o las consideramos inútiles. No solucionar los conflictos nos conducen a una crisis y cuando nos damos cuenta nos sentimos incapaces de solucionar tomando decisiones que en realidad no deseamos.

¿ESTOY A TIEMPO DE SALVAR MI RELACIÓN?

No le vamos a decir un “si” rotundo porque no sería realista, lo que si podemos decirle es que muchas veces perdemos la esperanza de salvar la relación por nuestra angustia, falta de control y por querer tener una pronta respuesta sin ser conscientes que el éxito es el resultado del crecimiento interno y que este requiere tiempo y esfuerzo. Los conflictos de pareja como cualquier conflicto entre humanos tienen solución. La solución requiere de compromiso y de voluntad, requiere de querer y de hacer, de ceder y de comprender. Además de dosis de paciencia.

A veces en momentos de crisis es bueno tomar distancia para tomar un poco de oxigeno y poder tomar conciencia de la situación y hacer autocrítica por mucho que nos pese, porque a pesar de haber intentado hacer las cosas bien, posiblemente nosotros sin ser conscientes también hemos influido en el conflicto de forma directa o indirecta.

Las parejas estables pasan necesariamente por crisis, las afrontan y aprenden de ellas. Cuando una pareja decide huir de la crisis rompiendo la relación, tarde o temprano –probablemente en la siguiente relación de pareja- van a tener que afrontar el mismo reto y se encontrarán en el mismo punto en el que se emprendió la huida. La separación, hoy en día, se ha convertido en algo incluso excesivamente banal.

 

Las facilidades que otorga la sociedad actual para deshacer una pareja, junto a un sentido cada vez más hedonista e individualista de la vida, hace que se rompan muchas relaciones ante frustraciones y conflictos mínimos y hasta necesarios para la evolución y el crecimiento madurativo, tanto de la pareja-familia como de los individuos que la componen.

 

¿QUÉ PODEMOS HACER ANTE UNA CRISIS DE PAREJA?

Hay muchas herramientas que se pueden dar para que estas situaciones no lleguen a una situación de no retorno. No existe una receta mágica, la solución está dentro de usted y su habilidad para emplearlas, aquí les dejo algunas que me acompañan en mi vida y en mi práctica profesional.

  1. No imponer sino dialogar desde su corazón, intentando llegar a un acuerdo. Dejar de luchar por ver quién tiene la razón, sino por explicar nuestros motivos, como nos sentimos y como nos hacen sentir las acciones de nuestra pareja. Centrarse en el presente y no rememorar conflictos ya pasados, evitando ¿es que tú me hiciste…? Los “esque” son excusas que su mente le dice para no asumir su propia responsabilidad y sentirse a salvo.
  2. Entender que los desacuerdos son normales. Son dos personas distintas las cuales llegaron a la relación con vivencias diferentes, creencias, y valores adquiridos en sus familias de origen. Por tanto a pesar de vivir lo mismo lo viven de forma distinta.
  3. Reforzar la pareja. Cuidar los detalles es importante y no hace falta nada material, un beso, un abrazo, una caricia, una sonrisa, un cómo te ha ido el día, o un simple momento de atención puede obrar milagros.
  4. No  criticar conductas. Recuerde, las personas hacemos nunca somos. Si hemos de criticar algo que no nos guste, mejor dirigirnos a los hechos utilizando la comunicación asertiva. No usen los reproches o calificativos despectivos personales.
  5. Tomarnos un momento antes de reaccionar. Estudien sus tiempos pues unas personas necesitamos espacio para pensar y reflexionar antes de enfrentarnos a una conversación o conflicto y otras lo necesitan aclarar en el momento. Salga a la calle a dar un paseo, hacer deporte, quedar con una amiga, etc. pero eso si, si decide esta opción dígale a su pareja que necesita salir o dejar la conversación al día siguiente cuando se sienta más tranquila/o.
  6. Escuchar activamente. Mire a los ojos a su pareja para intentar comprender su mundo y poder ponerse en su zapatos.
  7. No intente cambiar a su pareja sino aceptarla y amarla tal como es, potenciando lo positivo.
  8. Buscar actividades en común donde puedan compartir y que para ambos sea agradable y disfruten.
  9. Confiar y dar también un tiempo propio a la pareja, no ahogarla con llamadas o mensajes, y respetar su espacio propio. El verdadero amor es libre no cierra puertas sino que las abre.
  10. Dedíquese tiempo a si mismo, tiempo para usted, en donde no esté su pareja, donde recuerde quién es y por qué un día esa persona se enamoró de usted.

Las crisis son una oportunidad para descubrirnos, conocernos, crecer, estar en contacto con lo que nos pasa y aprender de ello.

Si no encuentra el camino, si nos da permiso. Le podemos ayudar.

Por MªDolores Manzanera 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *