MI PAREJA HA CONOCIDO A OTRA PERSONA Y SE VA A IR DE CASA.

MI PAREJA HA CONOCIDO A OTRA PERSONA Y SE VA A IR DE CASA.

Hablando de: ruptura familiar 

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA QUE EN ESTÁ SITUACIÓN NO NOS HAGAMOS DAÑO E INVOLUCREMOS A NUESTROS HIJOS?

www.contigoeducapadi.com

Antes de nada permitir que os recordemos que la pareja es un subsistema y los hijos son otro. Es frecuente encontrar a familias que tras una crisis y/o ruptura se vinculan a los hijos fomentando que estos se pongan del lado de ellos y a veces, en contra del otro.
Además esto se suele agravar cuando un progenitor solicita la lealtad de los hijos.

Este acto tan común, porque cada padre o madre piensa que los hijos son “suyos” como si de una posesión se tratara lo único que favorece es la distorsión de los menores. Los hijos quieren, aman, idolatran a sus padres, a ambos, saben perfectamente para qué cosas está papá y para qué otras está mamá, puesto que cada persona desempeña unos roles en la familia. Y para ellos es tremendamente doloroso “jugar” a satisfacer a cada parte.

El sentido común, ese que no es necesario aprender en los colegios ni universidades, es muchas veces el que puede salvar estas situaciones. Para la pareja, ya de por sí en plena crisis por la ruptura, por los sentimientos encontrados, por la falta de respuestas y las reacciones que se suscitan de rabia, dolor, impotencia…. es muy complicado dirimir soluciones prácticas. Por ello, el sentido común tiene cabida en estas circunstancias.
El sentido común nos lleva a pensar en aspectos prácticos y necesarios para mantener el equilibrio. Algunos serían:

  1. Los hijos tienen derecho de ver y disfrutar a sus padres por igual. Si uno de ellos no puede ofrecer a los hijos la atención que necesitan, es mejor que de común acuerdo el otro/a refuerce estos momentos.
  2. La pareja necesita un espacio de comunicación para tomar decisiones y para ejecutarlas, la casa no suele ser el espacio adecuado para las discusiones y tensiones.
  3. Hay profesionales que podemos apoyar este proceso para clarificar, ayudar, equilibrar posiciones y decisiones, no lo olvides.
  4. Los hijos no tienen porqué posicionarse en ningún bando, los bandos no existen porque necesitan a cada uno.

Fíjate, cuando hay un papá o mamá que habla mal a sus hijos de la otra parte, le está mandando varios mensajes:

1º) No he sabido elegir a tu padre o madre y ahora tengo que destruir su imagen.

2º) En tu proceso educativo soy tan negligente que voy a enseñarte a detestar a tu padre o madre, así que tú también puede que repitas está experiencia en tu propia vida.

) No te estoy sabiendo enseñar que las crisis son superables sin que nadie pierda, que hay una forma “civilizada” de actuar.

4º) Cuando un padre o madre destruye la imagen del otro progenitor crea un dolor tan intenso en los hijos que estos desarrollarán problemas futuros: escolares, de salud, psicológicos, sociales etc…

Por encima de todo, es un deber además de una necesidad, el proteger a nuestros hijos de nuestra rabia y dolor, de este modo estarás fomentando hombres y mujeres sanos del mañana.

Aunque la situación sea insostenible, no estás solo/a, en Contigo Familias Libres, tienes a tu alcance a un grupo de variados profesionales que vamos a ayudaros a que ese cambio vital se haga del mejor modo posible, con nuestro asesoramiento, apoyo, acompañamiento, gestión!

Por Eugenia Varea

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *