QUÉ PAPEL ESPERAN DE MI TRAS EL DIVORCIO

¿QUÉ PAPEL ESPERAN DE MI COMO PADRE O MADRE DIVORCIADA? 

Hablando de: roles familiares en el divorcio.

www.contigoeducapadi.com

Desde que se aprobó la Ley del divorcio en España en 1981 muchas parejas optaron por finalizar jurídica y civilmente la relación matrimonial que los unía, pero también es cierto que con esta norma y sin ella la separación de las parejas es un hecho real y constatado que se viene produciendo desde tiempos inmemoriables.
Esta regulación legal, podríamos decir que genera un episodio en la vida de las parejas y familias con un carácter mas reglamentario y formalista. Una vez que ambos miembros tienen ese documento que acredita la ruptura del vínculo así como el establecimiento de un convenio en torno a los bienes y a los hijos, hay un “profundo sentimiento” de que todo ha cambiado y tanto las personas afectadas como su entorno inmediato adquieren roles y comportamientos diferentes.

Fíjense como Luis y María (nombres ficticios) que tenían dos hijos en común, mantenían relaciones cordiales y cercanas con ambas familias y tenían un grupo de amigos común con los que compartían actividades, cuando decidieron dar el paso de divorciarse hubo un cambio radical que afectó: a la ruptura de relaciones con la familia del otro/a, a dejar de tener actividades con muchos de los amigos que frecuentaban, uno de ellos perdió la residencia familiar, dejaron de comunicarse en pro de los hijos , la economía de cada uno se resintió y respecto a sus hijos no sabían como actuar porque ahora “eran padres divorciados”.

Tanto Luis como María se preguntaron en un momento de esta vivencia ¿Qué se espera de mi como padre divorciado?, ¿Qué se espera de mí como madre divorciada?

Obviamente todos los modelos que tenían alrededor, otros amigos que pasaban por la misma situación habían desarrollado nuevos roles que no les gustaban, que no suponían un referente, con los que no se identificaban. Buscaban un manual que le dijera qué tenían que hacer y así fueron pasando algunos años ……. años en los que sus hijos fueron creciendo con carencias, creciendo oyendo críticas entre ambas familias, queriendo pasar tiempo con el otro progenitor que les había vedado un juzgado, dejando de dar las buenas noches a papá cuando estaban con mamá y viceversa y cuando se dieron cuenta, los hijos habían crecido, se hicieron mayores con una mochila llena de ausencias, de reproches, de carencias y de dolor.

Lo que Luis y María desconocían es que ese manual de funcionamiento era mucho más sencillo y estaba a su alcance: estaba en ellos mismos, estaba en un esfuerzo común para procurar que el entorno y sus propios hijos, lo que más les importaba, llevaran una mochila llena de satisfacciones, amor, compensaciones y buenos momentos cuando fueran mayores.

Sí, el manual está en nosotros mismos, pero son innumerables los casos en los que la rabia, el odio, las diferencias y el rencor impiden que veamos el bosque, nuestra propia vida.

Cuando una pareja se separa o divorcia tendría que plantearse antes que nada que ellos y solo ellos son los dueños de sus propias vidas y que el modo por el que van a procurar un entorno seguro y adecuado para sus hijos depende en un 90% a ellos.

El papel que se espera de un padre o madre divorciado pasa por aspectos muy básicos e importantes

1. Que los hijos no tengan que elegir entre uno u otro.

Que tengan acceso no solo a ambos progenitores sino también a las familias de ambos, porque cada parte ofrece un sentido de seguridad, pertenencia y proyectos diferenciado. Porque ni una ni otra parte es mejor o peor que la otra. Simplemente son.

2. Se espera que el padre o madre sea respetuoso delante de los hijos hacia el otro progenitor.

Ahórrale a tus hijos escuchar insultos, quejas, detalles que pertenecen a la esfera de los adultos. No seas dañino con tu ex, podrías fomentar el que los hijos se terminen sintiendo desamparados de tanto oir lo desastrosos que son su padre, su madre o ambos. Ellos necesitan crecer sabiendo que su papá y mamá son sus pilares de apoyo, con sus defectos y virtudes.

3.   Conviértete en una mejor persona.
Si logras centrarte en tí, en tus proyectos de futuro y en tu recuperación, no solo estás dejando a un lado el lodo que se remueve en estas situaciones, sino que estás creciendo como persona y están dando una lección de superación y buenas maneras a tus hijos. Estás generando un aprendizaje de valor incalculable.

4. No cierres tus líneas y puertas cuando no les toca a los hijos estar contigo.
Implícate en su día a día, toma conciencia de la realidad que envuelve a tu hijo, ya que tiene que adaptarse a dos casas, a dos familias, posiblemente a dos nuevas parejas de sus padres, todo se duplica…. Ser padre o madre no conlleva ser de semana o de fin de semana, se es siempre.

5. Deja que tu ex marche libremente.
Si decidisteis romper la relación, para qué aferraros a la historia de otro, a lo que haga, a seguir sus pasos. ¿Para qué fantasear, reprochar o buscar culpas? Si te empleas en reconstruir tu vida sanamente será capaz de alegrarte por los logros de tu ex pareja, porque sus llogros también beneficiarán a loo que más quieres: a tus hijos.

6. Demuestra a tus hijos y a tu entorno que es posible resistir y ser resiliente.
La capacidad de resolver los problemas, de resistir a las adversidades y mostrar que a pesar de los vientos que soplan desfavorables, se pueden sobrepasar las dificultades, es la enseñanza y regalo más valioso que puedes dar a tus hijos y ofrecer a tu entorno. No se trata de que te vean como “alguien que es fuerte, de hierro, insensible” sino de que saber pedir ayuda cuando hace falta, aprender a transformar los obstáculos en oportunidades, tener esperanza, confiar en uno/mismo.

Cuando somos capaces de dejar que nuestro barco navegue con nosotros al timón, cuando nos comprometemos con un nuevo proyecto de vida, cuando dejamos que nuestro/a ex fluya a su aire, es cuando realmente podemos sentirnos orgullosos de haber desarrollado ese GRAN MANUAL QUE VA CON NOSOTROS MISMOS/AS, ES CUANDO REALMENTE EL ENTORNO COMPRENDERÁ QUE HEMOS SUPERADO CON CRECES LO QUE ESPERABAN DE NOSOTROS Y ES CUANDO NUESTROS HIJOS LLEVARÁN UNA MOCHILA CARGADA DE BUENOS RECUERDOS, AMOR Y EXPERIENCIAS DE CRECIMIENTO POSITIVAS.

Por Eugenia Varea/trabajadora social 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *