¿CÓMO LE CONTAMOS A NUESTROS HIJOS QUE NOS SEPARAMOS/DIVORCIAMOS?

¿CÓMO LE DECIMOS A NUESTROS HIJOS QUE NOS DIVORCIAMOS?

Hablando de: ¿Cómo afrontar la conversación con nuestros hijos para que comprendan la decisión del divorcio?

www. contigoeducapadi.com 

Este es uno de los momentos más difíciles a los que nos enfrentamos los padres una vez tomada la decisión de que nuestra relación finaliza. Esta conversación abre las puertas a un nuevo modelo de familia y lo que les digamos a nuestros hijos y cómo lo hagamos es clave, por eso es importante pensarlo muy detenidamente.

Si es posible lo haremos en dos conversaciones en días distintos para que todos tengan la oportunidad de pensar, reflexionar y asimilar la noticia. Planificaremos otra reunión favoreciendo el diálogo que les permita hacer preguntas, resolver dudas, expresar sus sentimientos para comprender la situación.

Del mismo modo que su vida nunca volverá a ser igual tras la ruptura, el divorcio es un cambio muy importante para nuestros hijos. Por desgracia muchos padres no piensan así, en ocasiones psicólogos, abogados,terapeutas nos dicen que si logramos un divorcio civilizado y justo, creando espacios para que nuestros hijos estén con ambos se reducirá el estrés no perjudicándoles nuestra decisión.

Pero eso no es lo que viven ellos. Ellos tienen una profunda conciencia de que su familia ha cambiado para siempre, incluso los más pequeños perciben la diferencia. INEVITABLEMENTE, los niños cuyos padres nos divorciamos sufren. Pero, transcurrido un tiempo razonable de elaboración del duelo, lo superan y se adaptan a la nueva situación sin dejar de añorar la familia que pensaban que tenían indestructible.

Si quieren que sus hijos se sientan seguros y protegidos después del divorcio, y yo sé que es así, debemos de proporcionarles seguridad y protección.

¿Cómo afrontar la conversación para que nuestros hijos nos comprendan?

Determinar cuándo se le va a contar al niño/s la decisión tomada.

  • Conveniente que estén padre/madre presentes para no dar mensajes contradictorios que puedan crear confusión.
  • Elijan un día en el que todos dispongan de tiempo suficiente para crear un ambiente familiar en el que el entorno sea tranquilo y sin interrupciones.
  • Aconsejable 3 0 4 semanas antes de que el padre/madre abandone el hogar.

Preparar con antelación lo que se les va a decir. Determinar que se les debe decir y qué no se debe decir, adaptándola a la edad de los niños.

  • ¿Qué cambios se van a producir? cambio de domicilio, qué va a pasar con el padre/madre que abandone el hogar, qué aspectos de su vida van a ser diferentes, etc. Se debe tratar siempre de no dramatizar y explicarlo todo con la máxima claridad.
  • Aclararles que el amor de los padres hacia los hijos no cambia con el divorcio y que podrán seguir queriendo a ambos padres después del divorcio. 

Con ello evitaremos reacciones en niños pequeños como miedos nocturnos, ansiedad de separación, temor al abandono, y les daremos permiso para que en ambos entornos se muestren como deseen sin sentir que traicionan al otro.

  • Dejar claro que ellos no son los culpables del divorcio de sus padres. Para que el niño/s no interprete que el/ellos han hecho algo malo y se sientan culpables de la situación.
  • Informar a los niños aunque sean pequeños adaptando la comunicación a su edad.
  • Presentar la ruptura como una decisión conjunta estando ambos presentes cuando tengan la conversación porque así no sesgamos la información que les damos a los niños generando desde el inicio el rol del “padre/madre bueno” “padre/madre malo”
  • Dejar claro que se rompe el vínculo como pareja, pero no como padres.

Trasmitir a los niños que sus padres no se van a separar de ellos aunque cada uno viva en una vivienda diferente, y que pase lo que pase van a tener a papá y a mamá siempre que les necesiten.

  • Durante la conversación con sus hijos cuiden su lenguaje verbal y no verbal.
  • Eviten las etiquetas del tipo “papá bueno” o “papá malo” sin trasmitir la idea de “víctimas” y “culpables”.
  • Evitar dar información explícita y excesivamente detallada.
  • No traspasar decisiones que solo corresponden a los padres.
  • Evitar manifestaciones de hostilidad o de crítica hacía el otro cónyuge delante de los niños.

Tras esta primera conversación dejen unos días y vuelvan a programar otra reunión familiar sobre todo cuando los niños son más mayores permitiendo que puedan preguntar y expresar como se siente y resolver dudas.

¡RECUERDE! Los niños necesitan tiempo para asimilar la decisión de sus padres. Y para ayudar a su adaptación es importante “comenzar con buen pie”

Por MªDolores Manzanera

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *