ANTEPROYECTO DE LEY DE IMPULSO A LA MEDIACIÓN EN PROCESOS JUDICIALES

LA VOLUNTARIEDAD EN MEDIACIÓN FAMILIAR

¿CÓMO AFECTA EL ANTEPROYECTO DE LEY DE IMPULSO A LA MEDIACIÓN A PROFESIONALES Y FAMILIAS EN PROCESOS DE RUPTURA?

www.contigoeducapadi.com

Tras la aprobación, el 11 de enero de 2019 por el Consejo de Ministros, del Anteproyecto de Ley de Impulso de la Mediación se ha producido un movimiento general en el estado de mediación en España. El citado Anteproyecto introduce importantes cambios, pero hay uno enormemente llamativo, y es la necesidad de acreditar el intento de una mediación previa para la interposición de determinadas demandas como las de familia, es lo que en el Anteproyecto se denomina como “obligatoriedad mitigada”. Pero, cabe preguntarse cuál es este nuevo marco y con qué se van a encontrar quienes decidan iniciar un proceso de ruptura de pareja y los profesionales que los asesoren o defiendan.

Para definir el nuevo marco, tomamos como punto de partida el actual, que seguirá vigente hasta la aprobación definitiva del Anteproyecto. Definíamos mediación como proceso voluntario de resolución de conflictos en el que dos o más partes, con el apoyo de un profesional imparcial, generan sus propias soluciones. Y explicábamos que la voluntariedad era el primer principio de la mediación, y que ello suponía que, no sólo nos podíamos levantar en cualquier momento de una mediación sin que esto tuviera consecuencias en la resolución del asunto que se estaba tratando, sino que podíamos decidir asistir o no a las sesiones informativas. Este marco cambia por completo para determinadas materias como son los asuntos de  familia.

Cabe preguntarse qué ocurrirá para que se dé un cambio tanta trascendencia, pues bien, pasaremos de un texto legal que dice que: “La mediación es voluntaria.” -artículo 6 de Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles- a una nueva redacción con el siguiente texto: “1. La mediación es voluntaria. No obstante, los interesados estarán obligados a intentarla con carácter previo al inicio de un proceso declarativo en los siguientes casos:”, y en el primer caso en el que sesión informativa va a ser obligatoria, letra a) del citado artículo, es: “Medidas que se adopten con ocasión de la declaración de nulidad del matrimonio, separación, divorcio o las relativas a la guarda y custodia de los hijos menores o alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores, así como aquellas que pretendan la modificación de las medidas adoptadas con anterioridad.”. Y podemos concluir de la lectura de esta nueva redacción que estaremos abocados a tomar contacto con la mediación familiar.

Hasta el Anteproyecto el único concepto que manejábamos al inicio del proceso de mediación era el de “sesión informativa”, ahora aparecen dos conceptos nuevos a tener muy en cuenta:

  • intento de mediación”, que el texto legal define en el párrafo final del artículo 6 diciendo que: “A los efectos de esta ley y la legislación procesal, se entenderá por intento de mediación, al menos, la celebración ante el mediador de una sesión informativa y una sesión exploratoria, que podrán haberse celebrado en un único acto, y haberse efectuado dentro de los seis meses anteriores a la presentación de la demanda…”.
  • sesión exploratoria, que el texto legal no define, y que entiendo se trata de una sesión en la que además de informar de los principios y el proceso, el mediador debe entrar en el tema objeto de mediación. Siempre he entendido que la sesión informativa procedía escuchar a la persona que ha venido a mediación, dejando que nos cuente durante unos minutos su historia y hacerle una devolución de la misma, con un objetivo claro que es generar la confianza necesaria para que voluntariamente decida quedarse en mediación. 

Necesario hacer también una mención a la repercusión que en tema económico puede tener acudir o no acudir a mediación. Las modificaciones introducidas en el artículo 17 de Ley 5/2012 nos llevan explicar, cuando hablemos de voluntariedad, que no acudir a la sesión informativa no tiene efecto directo en el proceso judicial. Tras el Anteproyecto, y de acuerdo con la modificación introducida en los artículos 5 y 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de costas, deberemos tener en cuenta que no acudir a un intento de mediación sin una causa, llevará la obligación de pago de los gastos de abogado y procurador, siempre que hayan intervenido y aunque no fuera obligatoria su participación en el proceso.

Al hilo de la obligatoriedad de la sesión informativa y de la posible repercusión de los gastos de abogado y procurador, señalar que si el Anteproyecto sigue adelante, también se verá afectado el principio de confidencialidad, puesto que los mediadores deberán informar de partes asisten o no, quedando exento este dato de la confidencialidad propia del proceso de mediación. Por ello, no sólo cuando hablemos de la voluntariedad sino también cuando hablemos de la confidencialidad, habremos de hacer referencia a esta obligación que recoge el Anteproyecto para los mediadores.

Con este Anteproyecto se por zanjada la eterna discusión sobre si la obligatoriedad de acudir a la sesión informativa vulneraba o no el principio de voluntariedad. Su razón de ser no es otra que la implantación de la mediación en España no ha tenido el resultado que se esperaba, y ante esta situación podríamos reflexionar sobre las siguientes cuestiones con el objetivo de conseguir su implantación real:

  • Generemos una cultura de la mediación a través de una cultura de la paz, y con un abordaje diferente del conflicto en todos los espacios, especialmente en educación.
  • Mantengamos la idea de voluntariedad en la medida de lo posible, no responsabilicemos a ésta de la necesidad de desarrollar la cultura de la mediación.
  • Aprovechemos la sesión exploratoria, la sesión informativa, y cualquier espacio para difundir la mediación, no olvidándonos los mediadores de la gran responsabilidad que tenemos al presentar a la mediación a las partes.
  • Generemos espacios donde las personas que han acudido a mediación puedan explicar a otras personas, no sólo las ventajas sino también la eficacia práctica de esta metodología.

Finalizo trasladando que con la aprobación de este Anteproyecto se da un paso más en la introducción de la mediación en nuestro sistema judicial. También la idea de que todo impulso es bueno, porque siempre va a suponer salir de donde estamos, sin olvidar que la Ley es un texto y que somos quienes trabajamos en mediación quienes seguimos teniendo la tarea de su implementación, sin olvidar lo importante que es ajustar los tiempos de puesta en marcha, ya que hasta que no nos toque jugar realmente con ella no moveremos ficha.

COMO SOCIEDAD AVANZADA QUE SOMOS, AVANCEMOS

Por Ángel Avilés/ mediador

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *