RECUPERACIÓN TRAS EL DIVORCIO

¿QUÉ FACTORES INFLUYEN EN LA RECUPERACIÓN DE UN DIVORCIO?

Hablando de: post divorcio “La recuperación tras el divorcio”

www.contigoeducapadi.com

El divorcio es un acontecimiento que le puede surgir a cualquier persona…..joven o más adulto, mujer u hombre, rico o pobre.

Hay quien afirma que el divorcio es una de las experiencias más dolorosas por la que el ser humano puede pasar. Es, en muchas ocasiones, ligado a un miedo profundo a que el dolor nunca acabará. A veces es comparado con las etapas de la muerte ya que, la perdida no es solo del matrimonio, también de uno mismo. No cambia solo la pareja, también afecta a los hijos, a la familia extensa, a los amigos, etc.

En distintas ocasiones hemos escuchado que el divorcio se vive de forma diferente entre mujeres y hombres, pero, algunos expertos en la materia afirman que no es del todo así. El sexo no influye en la intensidad del sufrimiento/dolor, pero, en algunas ocasiones, si en el modo de manifestarlo (los hombres temen que no son suficientemente buenos y/o “potentes” y las mujeres están preocupadas por el futuro y de cómo serán sus vidas en adelante). El trauma es igual de intensa para hombres y mujeres dependiendo de la “inversión de sentimientos” de cada uno durante la relación de pareja.

En el polo opuesto se encuentra aquella situación en la que la pareja se divorcia a causa de un conflicto de larga duración y con una intensidad elevada, provocando en este caso una liberación e incluso alegría en ambas partes de la pareja.

Sin entrar a analizar la multitud de causas que lo puede ocasionar ¿qué haces si un día te encuentras en la situación de separarte de la persona que juraste estar al lado hasta que la muerte os separe? Las reacciones inmediatas que suelen darse son las de adoptar el papel de víctima y de culparse a sí mismo o a la expareja de todo lo sucedido olvidando una tercera opción, la de luchar para recuperar el equilibrio y rehacer tu vida.

¿Cómo pasar más fácil por el trauma del divorcio? ¿cuáles son los factores que influyen en la recuperación tras un divorcio?

Es común que, tras una ruptura de pareja, ya sea previsible o inesperada, las partes afectadas pase por un periodo de shock y/o experimente sentimientos de dolor, frustración, miedo, rabia, baja autoestima, desconfianza, etc. que pueden durar meses o incluso hasta años.

Pero, a pesar de ello, no podemos olvidar que la vida continua después de un divorcio.

En primer lugar, se debe aceptar la idea del divorcio como algo normal y natural que le puede pasar a cualquiera, sin intentar esconderse del resto del mundo. Existen muchas personas que no consiguen rehacer sus vidas debido a que no son capaces de olvidar el pasado. Y, como el pasado no puede ser cambiado, la única solución es tener una visión positiva del futuro y no olvidar vivir el presente.

Es muy importante cuidarse uno mismo y no tener miedo de una nueva relación. Ojo, el peligro para las personas que se han divorciado está en traer en la nueva relación los problemas no resueltos del matrimonio anterior. Por este motivo, una persona que comienza una relación con alguien que se ha divorciado recientemente tiene que acordarle tiempo para pasar el duelo tras la ruptura sufrida.

El deporte puede ser de ayuda. Para tratar de mantenerse en forma es una buena idea comenzar a hacer ejercicio físico bajo las indicaciones de un entrenador personal. Tras 40 minuto de ejercicio físico se produce en el organismo un efecto similar al de un antidepresivo.

Una buena “terapia” tras el divorcio es retomar los hobbies y las actividades que se han abandonado, así como atreverse con otras nuevas que no hubieras practicado durante el matrimonio: comenzar a estudiar, viajar a sitios nuevos conocer personas nuevas e incluso aventurarse en nuevos proyectos laborales.

Uno de los factores más importantes para la recuperación tras un divorcio es no aislarse del resto del mundo y buscar soporte en la red de apoyo del entorno (familia, amig@s, compañer@s de trabajo) así como crear nuevas amistades. El ser humano no sabe, ni puede vivir sin afecto por lo que es muy importante estar en continuo contacto con las personas que nos hace sentir bien y nos puede ayudar a recuperar la confianza en nosotros mismos.

La resiliencia como factor imprescindible en la recuperación de un divorcio.

Como ya se ha mencionado antes, el divorcio puede resultar ser un trauma para las personas que pasan por ello, y como elemento imprescindible que influye en superar esta situación es la resiliencia – la capacidad de una persona para afrontar/adaptar de manera positiva los eventos difíciles y/o adversos que aparecen en sus vidas.
La resiliencia no es una capacidad que las personas la tiene o no, no es un rasgo de personalidad propio del nacimiento sino es una habilidad que puede ser adquirida y preparada. Se considera que las personas que piden ayuda en situaciones difíciles son más resilientes que las que evitan hacerlo.
Esencial para la resiliencia es la actitud que se tiene ante los problemas y la importancia que se da a los acontecimientos. En muchas ocasiones no se pueden controlar los eventos que ocurren en la vida, pero se puede controlar la actitud que adoptas ante los mismos.

Algunas ideas para aumentar la resiliencia:

  • Acepta que, aparte de tu actitud, nada se puede controlar en la vida: ni acontecimientos, ni a otras personas
  • Busca apoyo: las redes de apoyo y ayuda mutua son necesarias tanto en los buenos como en los malos momentos
  • Busca soluciones, no motivos para quejarte: aunque tienes todo el derecho para quejarte, es de más ayuda hacer un plan y ponerlo en práctica
  • Cuídate: descansa, sigue una dieta equilibrada, evita los malos hábitos y haz cosas que te gustan hacer, no solo aquellas que hay que hacer
  • No desesperes: el tiempo cura las “heridas”.

Citando a Charles Darwin “no sobrevive la rasa más fuerte rasa, ni la más inteligente sino la más flexible al cambio”.

En todo caso, si nada de estos pasos funciona y la situación no mejora la persona debe ponerse en manos de profesionales que le acompañe en el proceso de recuperación. Es indicado establecer nuevas estrategias para abordar las dificultades encontradas tras el divorcio.

Por Mihaela Raducea

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *