MI EMPRESA ME TRASLADA DE CIUDAD ¿Como concilio mi vida laboral con la custodia compartida?

CUSTODIA COMPARTIDA Y MOVILIDAD LABORAL

Hablando de: custodia compartida

MI EMPRESA ME TRASLADA DE CIUDAD ¿CÓMO CONCILIO MI VIDA LABORAL CON LA CRIANZA Y CUIDADO DE MIS HIJOS?

www.contigoeducapadi.com

Es un hecho que el Derecho de Familia -como el de las Nueva Tecnologías, por ejemplo- evoluciona “casi” al ritmo en que evoluciona la realidad social que trata de regular.

Así, por ejemplo, sucede con el matrimonio homosexual o, por ejemplo, el régimen de custodia compartida, que ya solo es noticia cuando un padre, que no la quiere, es obligado a ello por un juez que acoge petición de su ex esposa que alega, previamente, no poder ella sola con las obligaciones y atenciones que exige un hijo discapacitado.

Los nuevos tiempos, por tanto, traen nuevas regulaciones y éstas, a su vez, nuevas necesidades que, por lo visto, ni el Legislador ni la Jurisprudencia han podido imaginar a la hora de abordar los problemas cuya resolución les ha sido encomendada.

Este es el caso de un cliente que pregunta que si el hecho de tener custodia compartida tiene algún efecto cara a la movilidad geográfica en su puesto de trabajo.

El problema es fácil de entender: si su empleador decide trasladarlo, ¿van a obligar a los niños a ir a la nueva ciudad de residencia cada 15 días? ¿Los va a llevar y a traer al colegio a diario a costa de recorrer cientos de kilómetros? ¿Pedimos una modificación en el régimen de custodia? ¿Y si el otro progenitor no quiere la custodia exclusiva? ¿Y si el traslado no es definitivo?

Solo de pensar en acudir al Juzgado de Familia dan escalofríos, dados los tiempos de respuesta que, por desgracia, puede ofrecer. Para cuando haya decidido igual hasta los hijos son mayores de edad.

Si acudimos al Derecho Laboral resulta que éste no ofrece una solución satisfactoria, porque la custodia compartida y la movilidad geográfica no han sido regulados de forma unitaria; esto es, que el caso de la custodia compartida no está regulado como un supuesto limitativo de la decisión empresarial.

En efecto, los expertos laboralistas, una vez requerida su opinión, nos remiten a ver si en el contrato de trabajo existe alguna cláusula que indique el que la empresa pueda trasladar en cualquier momento y concluyen que -frente a esa decisión- poco puede hacerse.

Si, por otro lado, no existe esa cláusula en el contrato, la empresa deberá preavisar con 30 días la decisión de trasladar por causas “organizativas, técnicas o económicas”; frente a esta situación, entonces, el trabajador podría oponerse alegando que su situación personal es incompatible con el cambio y que, por ello, quiere extinguir el contrato con derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio.

Esto es, que tiene que elegir entre mantener el trabajo o seguir con el régimen de custodia compartida.

También puede anticiparse y solicitar una reducción de jornada por guarda legal de, al menos una hora diaria (ojo, solo si los hijos son menores de 12 años), extremo éste que limita mucho a la empresa a la hora de intentar cualquier modificación. Pero ello no dejaría de ser un “parche”, porque siempre se puede alegar que la decisión empresarial es consecuencia del ejercicio del derecho a reducción, así como el extremo de tener la custodia compartida… y volveríamos al supuesto de la extinción de la relación laboral.

Así que a modo de conclusión, sería deseable que esta cuestión también fuera regulada de forma global como, por ejemplo, pasa con los arrendamientos urbanos o las pensiones, por citar dos casos, que ya contemplan previsiones para las parejas de hecho. Supuestos en los que el Derecho y la realidad social van de la mano.

Mientras tanto, habrá que tomar decisiones y, llegado el caso, luchar con las bazas que tenemos sin olvidar que, si en Derecho Laboral rige el principio “pro operario”, en Familia siempre está el “interés superior del menor”.

Por José Ramón Sáez/abogado

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *