¿CUÁNTO Y COMO LES AFECTA EL DIVORCIO?

¿CUÁNTO Y CÓMO LES AFECTA EL DIVORCIO?

Hablando de: EFECTOS PSICOLÓGICOS DEL DIVORCIO EN LOS HIJOS

www.contigoeducapadi.com

Diversos estudios de Psicología Jurídica han tratado de concretar y describir cómo reaccionan los hijos ante la ruptura de pareja de sus padres. En general, y atendiendo a la edad de los menores, podemos resumirlo de la siguiente manera:

  • Entre los 0 y los 3 años: los menores no tienen capacidad para entender qué sucede en la familia y sobre todo, qué pasa entre sus padres. En muchas ocasiones, por esta falta de comprensión de la situación familiar, los niños pueden sentirse responsables de la ruptura de sus padres, apareciendo altos niveles de ansiedad, miedos o regresiones.
  • Entre los 3 y los 6 años: muy frecuentemente interpretan la ruptura de pareja como un rechazo hacia ellos, apareciendo sentimientos de tipo depresivo.
  • A partir de los 6 años: los menores pueden hacer responsables a sus progenitores de la ruptura, surgiendo, en aquellos, sentimientos de enfado y de ira. En ocasiones, aparecen síntomas somáticos.
  • En la adolescencia: en general, su capacidad cognitiva les permite entender mejor el divorcio de sus padres, y por tanto, enfrentarse mejor a la nueva situación familiar, aunque pueden elevarse los niveles de ansiedad. En otras ocasiones, el nuevo esquema familiar puede afectar negativamente a los cambios que se producen en esta etapa evolutiva, y provocar un mayor desajuste en el menor.

Como padres, debemos tener muy presente que es fundamental que ambos progenitores continúen manteniendo la vinculación con los hijos, de manera que puedan relacionarse con cada uno de ellos con fluidez, independientemente del tipo de custodia o del régimen de visitas que se esté desarrollando.

El verdadero responsable de la desadaptación y del desajuste psicológico infantil, no es el divorcio en sí mismo, sino la ausencia de uno de los progenitores en la vida del menor, y sobre todo, el conflicto parental y la implicación del menor en él.

Por tanto, si queremos que nuestros hijos afronten el divorcio de la mejor manera posible, debemos ayudarles a mantener la relación con el otro progenitor, y, bajo ningún concepto, hacerles partícipes del conflicto que pueda surgir entre los progenitores.

Por Begoña García/psicóloga forense

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *