CUÁNDO CONTAR EL DIVORCIO, QUÉ CONTAR Y QUÉ NO CONTAR A TUS HIJOS

¿CUÁNDO CONTAR EL DIVORCIO, QUÉ CONTAR Y QUÉ NO CONTAR A TUS HIJOS?

¿Cómo gestionar el divorcio estando embarazada o con menores de un 1 años? 

Los padres, ante el divorcio, nos preguntamos qué hacer para disminuir el impacto que implica el proceso de ruptura, y la respuesta siempre está en la manera de gestionar esta situación. En el post “el divorcio: tiempo de cambio familiar”  te explico en qué consiste la transformación familiar, los obstáculos que presenta la ruptura y el por qué es tan dolorosa. http://www.contigoeducapadi.com/beneficios-del-apoyo-acompanamiento-social-divorcio/

Transmitir la decisión de la ruptura es otro de los momentos más difíciles para los padres porque lo que les digas y hagas es muy importante. Del mismo modo que tu vida nunca volverá a ser igual tras la ruptura, el divorcio es un cambio muy importante para tus hijos.Por desgracia, muchos padres no lo ven así, pues creen que la relación con los hijos no cambiará mucho después del divorcio y mas si este se gestiona de mutuo acuerdo. Para los hijos el divorcio es una experiencia totalmente diferente a la de los padres y hasta los más pequeños perciben la diferencia. Si quieres que tus hijos se sientan seguros y protegidos después de la ruptura, y yo sé que es así, deberás proporcionarle seguridad y protección. 

¿Qué vas a encontrar en este post?

Cómo lo que le digas y hagas es lo más importante llegado el momento de comunicar la decisión del divorcio, vamos a ir viendo cuando contárselo, qué contarle y que no es conveniente contar a los menores sobre la ruptura de sus padres según la etapa evolutiva y necesidades de tu hijo para facilitar la comprensión de la situación. 

DIVORCIO DURANTE EL EMBARAZO

Como la llegada de un hijo comienza con la gran alegría de saber que estas embarazada, quiero comenzar en esa etapa ya que muchas parejas en situación de crisis desconocen cómo proceder en tan emocionante e importante momento al estar desarrollándose la vida de tu futuro hijo.

Los conflictos constantes de pareja durante el embarazo afectan de forma negativa tanto para la madre como para feto pudiendo ocasionar un parto prematuro, bajo peso al nacer…https://eresmama.com/problemas-familiares-podrian-dejar-secuelas-embarazo/. Además esto es lo que experimenta tu bebé cuando lloras de tristeza…https://eresmama.com/lo-experimenta-bebe-cuando-lloras-tristeza-embarazo/

Si te encuentras embarazada, y habéis decidido no continuar con la convivencia. Es importante que el futuro padre participe a tu lado del embarazo y te acompañe a todas las revisiones médicas, preparación al parto; y llegado el momento del parto este a tu lado experimentando la experiencia. El embarazo es un buen momento para hablar de cómo os vais a enfrentar y a organizar para participar ambos en la crianza y educación de vuestro hijo. 

Si hablar con tu pareja es difícil porque cada vez que lo intentas es imposible terminando aún más enfadados. Busca la ayuda de un mediador familiar profesional o un familiar que actúe como mediador natural (abuelos, hermanos, amigos de ambos),para que un tercero imparcial os facilite la comunicación entre ambos sin agrediros y lograr los acuerdos necesarios para que ambos podáis disfrutar de la llegada de vuestro hijo. 

 EL DIVORCIO EN LOS BEBÉS MENORES DE 1 AÑOS

Imagina que tenéis problemas pero en el embarazo tomasteis la decisión de esperar al nacimiento del bebé para ver si podíais solucionar vuestras diferencias. Intentos en vanos  e incluso con ayuda profesional, y cada palabra que dice el otro desencadena en un conflicto aún mayor.  El divorcio es la mejor decisión ¿Te es familiar esta situación? 

Los bebés menores de un año no tienen la capacidad de saber lo que está sucediendo, pero si perciben la tensión, estados de ánimo, leen las expresiones faciales, y reconocen  el tono de voz de sus padres y personas próximas a ellos. 

Lo principal es que estos primeros meses el bebé tenga tranquilidad y relativa paz a su alrededor. Tu hijo está en la primera etapa de su desarrollo y necesita generar confianza en el mundo que lo rodea para poder cimentar las bases de su desarrollo.

Sin ser consciente puedes transmitir todo lo que te sucede y provocar que lloren con mayor facilidad, se vuelvan mas irritables y tengan cambios en sus hábitos de sueño y alimentación.  

Si te encuentras pasando por esta situación, ya sabes que tu estado emocional y el de tu ex es una montaña rusa la cual os va a dificultar gestionar las emociones, y más, si hace poco que has dado a luz al estar más sensible de lo habitual por el descenso hormonal que se produce tras el parto. 

¿CÓMO PUEDES TRANSMITIR TRANQUILIDAD A TU BEBÉ?

  • Pasa más tiempo con el bebé. Cuando los padres se enfrentan al divorcio, puede verse reducido el tiempo que pasan con el bebé, provocando que el cuidado no sea de calidad. 
  • Abraza al bebé, mecerlo, y háblale con cariño. El contacto físico es muy importante para ofrecerles tranquilidad y seguridad. 
  • Comunícate con el bebé, no solo a través del contacto físico, sino también mediante el lenguaje verbal. No dejes de hablarle, cantarle, y jugar con él con el máximo cariño.
  • Mantén sus horarios y rutinas. Sé que es difícil porque en tu vida se han producido cambios y tienes que empezar a compartir el cuidado del bebé con tu ex pareja. Es importante mantener los mismos hábitos y rutinas del bebé de antes o, en todo caso, qué se alteren lo menos posible. Los hábitos y rutinas transmiten seguridad y son el comienzo de la base de la educación de tu hijo. 
  • Tener cerca del bebé un objeto que sea familiar para él o que le guste (un juguete, una mantita, un peluche, etc) y vaya siempre con él pues le va a transmitir seguridad. 

En los primeros meses y años de vida del bebé ten presente que la relación padre-hijo/a necesita el apoyo de la madre. Por tanto, si la relación con tu ex está en conflicto, intenta, llegar a un acuerdo con tu ex por el bien de tu hijo, pide ayuda a los abuelos (ellos estarán encantados de ayudaros y podrían actuar como mediadores naturales) o busca ayuda externa en un mediador o terapeuta familiar que te ayude en los puntos claves. Hasta en las guerras se declaran treguas, ¿por qué no podéis hacerlo vosotros? Si en la relación no existe maltrato ni el conflicto esta muy escalado podéis plantear por un tiempo determinado la coparentalidad, es decir, ser padres sin ser pareja bajo un mismo techo para disfrutar la crianza y cuidados de vuestro bebé (si se decide la coparentalidad, sugiero hacerlo por escrito). Si esto no es posible, cada uno en su casa con los acuerdos básicos para poder llevar a cabo la crianza compartida para que ambos participéis de su crianza y crecimiento respetando sus horarios de alimentación y de sueño. Las investigaciones demuestran que en esta etapa el bebé necesita la compañía, cuidados y atenciones muy frecuentes de papá y de mamá. 

Si eres el padre, permíteme insistir en la importancia que tiene poner en primera linea las necesidades de tu bebé. Hay mil maneras de participar en la vida de tu hijo sin arruinar su seguridad. Nadie te puede quitar el papel de padre biológico, pero tu eres el único responsable de proporcionarle el cariño y el apoyo que necesita para desarrollarse. 

En otro post hablaremos cuando el padre te abandona durante el embarazo y te ves sola ante la situación. Si este es tu caso. Haz una llamada y estaré a tu lado.

El camino acompañado siempre es más fácil. 

MªDolores Manzanera/trabajadora social

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *