APOYO Y ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL EN EL DIVORCIO

BENEFICIOS DEL APOYO Y ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL EN EL DIVORCIO

Hablando de:  apoyo social ante la crisis familiar

www.contigoeducapadi.com

En España según últimos datos publicado el Instituto Nacional de Estadística sobre nulidades, separaciones y divorcio Año 2016 Publicado: 25/09/2017 se han producido 96.826 divorcios.

http://www.ine.es/dyngs/INEbase/es/operacion.htm?c=Estadistica_C&cid=1254736176798&menu=ultiDatos&idp=1254735573206

La separación y el divorcio es una realidad con la que tenemos que vivir, forma parte de nuestra sociedad. Soluciona los problemas derivados de la insatisfacción relacional de pareja, pero se corre el riesgo de generar otros a los hijos si no se hace bien. La separación divorcio habiendo hijos e hijas es un paso difícil en el que se ha de apoyar a la pareja y a las personas que se relacionan con ellos (abuelos, hermanos, amigos cercanos) para que lo afronten lo mejor posible una vez que la pareja toma la decisión.

En la creencia de que el divorcio es una situación obligadamente traumática surgen las dudas de parejas sobre separarse o seguir juntos por el bien de los hijos, aún estando en conflicto abierto. La experiencia ha demostrado que la calidad de las relaciones familiares es el factor más importante en la salud emocional de los hijos con independencia de la estructura familiar en la que vivan; al igual que los enfrentamientos continuos entre los padres delante de los hijos inciden más en la salud emocional de los hijos que el hecho de convivir juntos o separados.

El divorcio es un proceso psicológico y social que implica cambios en todos los aspectos de la vida y hacia los cuales los divorciados/separados necesitan adaptarse. En este sentido, se producen dos tipos de ajustes: a la disolución del matrimonio/relación e inicio de una nueva vida.El primer ajuste implica enfrentar el proceso legal, las reacciones de la red social hacia la separación y la pérdida de la pareja, entre otros; mientras que el segundo ajuste está relacionado con el inicio de una vida en un nuevo hogar, posiblemente con menos dinero y sin los hijos, etcétera. Este proceso de adaptación suele ser estresante, doloroso, y sus efectos pueden durar mucho tiempo; por ello, un gran número de estudios sobre el divorcio se ha dirigido a comprender cómo los hombres y las mujeres se adaptan a las consecuencias positivas y negativas de la separación y los factores que se asocian a este ajuste.

¿CÓMO PUEDO SENTIRME EN MI INTERIOR?

Es importante concienciar que el divorcio, la ruptura de pareja, es un proceso, es decir, implica cambios en la persona como hemos mencionado en post anteriores y conlleva tiempo. Existen unas etapas concretas por las que se ha de pasar, “si o si ,aunque no siempre serán en el mismo orden y no tienen porque darse todas”, hasta lograr un estilo de vida renovado y gratificante.

SHOCK: se suele producir una negación de lo que está ocurriendo. Predominan los niveles elevados de ansiedad y el bloqueo psicológico.

PENA: aparece el dolor de la pérdida, tanto de la pareja, como del proyecto de vida en común. Suele ser una fase larga cuyo sentimiento predominante es la tristeza que domina hasta que se empieza a aceptar el cambio.

ADJUDICACIÓN DE LA CULPA: ya aceptamos que ha ocurrido pero no lo permitimos. Predomina la ira, la rabia y el enfado, hasta que pasamos de culpar a aceptar responsabilidades de unos y otros en lo ocurrido.

RESIGNACIÓN: “puedo seguir sufriendo siempre o hacer algo para estar bien”. La emoción relevante es el alivio.

RECONSTRUCCIÓN: se empieza a pensar en uno mismo valorando lo que se ha ganado y lo que se ha perdido. Se reconstruye el equilibrio personal y es fundamental contar con el apoyo de redes sociales (amigos, grupos de apoyo,…). La emoción relevante es la alegría.

RESOLUCIÓN: es el inicio de un nuevo ciclo vital, queda reforzada la autoestima. La emoción que predomina es la satisfacción de haber salido fortalecido/a de este proceso de cambio familiar.

Las emociones implicadas en el proceso del duelo son legítimas y naturales; es necesario atravesarlas y elaborar bien el duelo, para poder pasar página y avanzar hacia un crecimiento en el que podamos salir reforzados tras la experiencia.

De cara al cuidado de los hijos/as y su acompañamiento, es importante conocer en qué fase estamos y hacia dónde nos dirigimos, porque ellos elaborarán su proceso a partir del nuestro.

Contar con apoyo en el proceso de cambio de estructura familiar te ayuda a desarrollar habilidades personales y sociales para afrontar la situación de forma positiva

BENEFICIOS DE AYUDA SOCIAL EN EL DIVORCIO

  • Ayuda a las personas implicadas en el manejo de sentimientos y emociones para que aprendan a expresarlos explícitamente.
  • Ofrece una visión realista y adaptativo de los problemas integrando la situación en la estructura de la vida.
  • Reduce el sentimiento de aislamiento, soledad y desarraigo.
  • Ayuda a las personas a aprender nuevas formas de enfrentar los problemas, concebir la vida de diferente manera.
  • Restablecer el equilibrio psicológico de las personas.
  • Disminuye las autoatribuciones negativas ayudando a las personas o familia a que perciban adecuadamente la situación reduciendo la percepción de fracaso. 
  • Restaura la homeóstasis del individuo con su entorno que se ha visto afectada por el suceso crítico. 
  • Facilita la comunicación entre personas personas en crisis, y con personas que pueden ayudar en el proceso.

El apoyo social emocional fomenta la salud y el bienestar, teniendo un gran efecto en la autoestima de las personas al sentirse aceptado y valorado por otros, disminuyendo la gravedad percibida de la situación vivida.

Por M.Dolores Manzanera/trabajadora social 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *