CONTIGO AVANZA

CAMINANDO EN LA RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO

Hablando de: medición «La modernidad de la justicia en el siglo XXI en procesos judiciales de familia». 

www.contigoeducapadi.com

Contigo avanza caminando en la resolución del conflicto, por ello hoy hace eco una noticia de gran interés para la justicia española, nuestros vecinos franceses dan un paso hacia el futuro en la modernización de la justicia en la resolución de conflictos en asuntos de familia,   https://confilegal.com/20170730-francia-establece-la-mediacion-obligatoria-como-paso-previo-a-la-via-judicial-en-asuntos-de-familia/

Con el establecimiento de la mediación obligatoria como paso previo en asuntos de familia en Francia, se vuelve abrir el debate de la obligariedad de la Mediación. Para «CONTIGO» hay algo muy importante en esta noticia y es que se tome conciencia de que los temas de familia han de ser abordados desde otra perspectiva, «CONTIGO» apuesta entre sus servicios por la mediación como sistema de resolución de conflictos ofreciéndolo a las familias adaptándolo a sus necesidades tanto de forma personalizada como en grupo a través de talleres de parentalidad y resolución de conflictos.

Por Ángel Áviles

 

 

 

 

EL FIN DE UN BONITO COMIENZO

SEPARACIÓN O DIVORCIO 

Hablando de: ruptura legal ¿Es lo mismo Separación que divorcio?

www.contigoeducapadi.com

Cuando nos visitan por vez primera en nuestros despachos, los clientes suelen preguntarnos sobre la diferencia que hay entre separación y divorcio. Salvo que hayan tenido algún tipo de experiencia previa (familiares, amigos, compañeros de trabajo…), no suelen tener muy clara esa distinción.

La separación, desde un punto de vista legal, supone el cese de la vida en común de ambos cónyuges.
La separación, a diferencia del divorcio, no pone fin al matrimonio, puesto que no disuelve el vínculo matrimonial, de manera que ambos cónyuges aún siguen siendo marido y mujer, si bien, la nueva situación produce una serie de efectos jurídicos que es necesario regular.

Así, mientras se esté en situación de separación no se pueden vincular los bienes de un cónyuge al otro, esto es, que mientras se esté separado “legalmente”, ninguno de los cónyuges responde de las deudas del otro y ello aunque se hubiesen casado en régimen de gananciales.

Con la separación cesan también varios deberes y presunciones legales, como son el deber de guardarse fidelidad, el de vivir juntos y la presunción de paternidad respecto a los hijos concebidos por la esposa en el periodo en que la separación sea ya efectiva.
Llegados a este punto se entiende por qué, una vez producida una crisis de convivencia, es conveniente “legalizar” en el juzgado la ruptura, sobre todo si esta se prevé duradera y todo ello para evitar luego sorpresas desagradables.

A efectos prácticos ambas situaciones (separación y divorcio) suponen la revocación de poderes y consentimientos previos, así como la pérdida de derechos hereditarios abintestato (esto es, los que no sean expresamente reconocidos por un testamento no revocado); y, bien sea de mutuo acuerdo, bien por decisión judicial, se deberán adoptar medidas en lo que se refiere a los hijos comunes, uso y disfrute de la vivienda familiar, contribución al sostenimiento de las cargas del matrimonio y demás relativas al régimen económico-matrimonial.

Entonces, ¿da lo mismo separarse que divorciarse?

La separación judicial prevé la reconciliación, es decir, que si tiempo después el matrimonio se reconcilia, solo tiene que comunicárselo al juez y éste dejará sin efecto la separación judicial, lo que supondrá que los cónyuges vuelvan a la misma situación en la que se encontraban antes de la separación. Es como si se levantara la “suspensión” de la vida en común y se reanudara el matrimonio.

El divorcio, en cambio, supone la ruptura del vínculo, de manera que permite un nuevo matrimonio con una tercera persona, sí, pero también con el “ex”; esta última consideración la suelo comentar atento a la cara y muecas que me ponen los futuros clientes, para deleite y goce personal.

Y es que en la vida no hay nada irreversible, salvo la muerte; una vez divorciado, si hubiera quedado algún rescoldo y se vuelve a encender la mecha, nada impide que ambos ex cónyuges puedan casarse de nuevo. Eso se “contabilizará” como un nuevo matrimonio, porque el anterior quedó disuelto y extinguido por el anterior divorcio.

Sí, ya sé lo que está pensando el amable lector. Pero el refranero español nos recuerda que no debe decirse nunca “de esta agua no beberé” y, en lo que a la materia que estamos comentando se refiere, parece que estuviera pensando -por ejemplo- en la inolvidable Liz TAYLOR, que bien pudo cogerle gusto al asunto, porque se casó hasta en ocho ocasiones con siete maridos distintos, siendo el también actor Richard BURTON otro “reincidente”, puesto que fue precisamente con él con quien se casó y divorció dos veces.

Por José Ramón Sáez

PENSAR EN MI: OS QUIERO A LOS DOS

 PAPÁ, MAMÁ ¿OS PODÉIS PONER EN MI LUGAR?

 Hablando de: custodia «Tenemos una custodia compartida pero mi ex pareja intenta poner a mis hijos en mi contra ¿Cómo se puede actuar?

www.contigoeducapadi.com

En primer lugar comentarte que tu ex pareja no es consciente del riesgo emocional tan grande que pueden sufrir vuestros hijos al presentarle información negativa sobre uno de sus progenitores al que aman y admiran.

Si este hecho se prolongara en el tiempo, y la campaña de denigración hacia tu persona fuera intensa y frecuente, podría desembocar en un rechazo de los niños hacia ti tal y como ocurre en los casos en los que se identifica Síndrome de Alienación Patental.

Siendo proactivos y pensando en una solución para el problema, si existiera comunicación fluida entre vosotros sería conveniente pedir que se corten este tipo de comentarios que solo sirven para hacer daño a los niños y al resto de la unidad familiar .

Si se da la circunstancia de que sentarse solos a hablar para encontrar una solución a un problema es una utopía ( como ocurre en muchas ocasiones) podrias sugerirle la posibilidad de asistir a terapia toda la unidad familiar para poder reconducir esta situación.
la terapia es beneficiosa para tratar conflictos del pasado no resueltos , reestructurar los roles que cada uno tiene  y sobre todo poner sobre la mesa las necesidades que cada miembro de la familia tiene y que está dispuesto a hacer una vez que los dos progenitores tengan un objetivo común como puede ser trabajar para que se den las circunstancias necesarias para que sus hijos crezcan con una estabilidad emocional que les permita alcanzar el máximo desarrollo emocional personal y familiar.

Como lectura te recomiendo el libro «Cuando los padres se separan» de Marta Ramirez .
Espero que pronto y juntos encontréis la mejor solución.

Por María Martínez/psicóloga

SIENTO QUE MI MUNDO SE DERRUMBA

EN LAS CRISIS CRECEMOS COMO COMO PERSONAS 

Hablando de: crisis “Cuando empezó mi relación de pareja o matrimonio tenía claro que iba a ser para toda la vida. Ahora no sé qué quiero y siento que se está derrumbando mi proyecto de vida”.

www.contigoeducapadi.com

Antes de nada quiero decirte que si al leer esto te sientes identificado o identificada, es en primer lugar porque posiblemente estés pasando por una fase de crisis. 

Las crisis a pesar de asustarnos y producir miedo por los cambios que puede conllevar son un sensor que forma parte del ser humano. La crisis, sinónimo de malestar y alteración del equilibrio, nos genera un replanteamiento de nuestra vida.

Unas veces la crisis puede ser individual, y supone una reflexión del presente y del pasado. De como hemos ido integrando los acontecimientos, de nuestro bienestar y equilibrio interior, de las respuestas de nuestro entorno. Para afrontarla es importante trabajar con un profesional.
Pero la crisis también puede ser de pareja . Y ahí depende de las dos partes.

No te alarmes cuando por factores que no tienes delimitados o que aún no tienen nombre crees que todo se viene abajo.

Lo más importante tal vez sea aclarar si amas a la persona que elegiste. Cuando te digo “amas” por supuesto incluyo 3 ingredientes :

1º. Cariño.

2º. Respeto.

3º. Enamoramiento.

Estos tres ingredientes suben y bajan en función del nivel de vida y estrés que tenemos. Pero si los tienes, ya te voy adelantando que puedes solucionar esa crisis que os afecta.
Por otro lado también quiero hablarte del amor, término muy utilizado en los medios de comunicación y que nos ha transmitido un modelo de amor basado en la irrealidad y el consumismo.

El amor, ¿crees que puede existir sin todo ese glamour que nos muestran?

Yo te diría rotundamente que si, que no solo puede existir sino que el secreto de una pareja duradera es aquel que inventan/crean y recrean cada día fuera de los estereotipos.
Amor se podría sintetizar en aquel sentimiento que nos llega del ser que nos importa y que se traduce, en complicidad, compañía, interés por el otro/a, dedicación, sexualidad, sensualidad, gratificación por los momentos compartidos, cuidado y respeto, preocupación por el bienestar y un largo etc….

Una pareja no nace, se hace. Esto es importante que lo tengas presente.

Cuando iniciaste tu proyecto de vida estabas ante el nacimiento de algo sin desarrollar.
Conocer bien a la otra persona es símbolo de fortaleza ya que se avanza cuando sabemos con quién estamos y con qué contamos.
Romper una relación de pareja con o sin hijos está hoy día al alcance de todos al igual que remontar una crisis de pareja.

Tanto para una u otra decisión lo importante es saber qué queremos hacer y porqué queremos hacerlo.

Te recomiendo que busques ayuda en profesionales que te puedan ayudar a reflexionar en profundidad.

Cuando es insalvable la relación, deja a un lado el eslogan social que dice: “ todo divorcio acaba mal” porque  por muy conflictivo que pueda resultar,  puede ser objeto de negociación para que decidáis qué y como queréis disolver vuestra unión.
Deseo que este mensaje pueda aportarte luz y reflexión para que sepas que siempre hay una salida exitosa con la ayuda de expertos que te ayudarán para conseguir una sensación de bienestar frente al dolor que suele generarse.

Por Eugenia Varea